Estados • 19 Diciembre 2011 – 10:47pm — Blanca Valadez

Los familiares de los 63 mineros que no fueron rescatados informaron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de la irregularidad en la que actuó el gobierno mexicano antes y después del siniestro.

México  • A casi seis años de la explosión en la mina carbonífera de Pasta de Conchos, los familiares de los 63 mineros que no fueron rescatados presentaron un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), donde se informa de la irregularidad en la que actuó el gobierno mexicano antes y después del siniestro, asimismo su incapacidad para frenar la minería ilegal y el trabajo infantil.

El Informe Especial sobre las condiciones de Seguridad e Higiene en la Zona Carbonífera del Estado de Coahuila establece que “el Gobierno de Felipe Calderón no ha resuelto en justicia el caso de Pasta de Conchos, no ha hecho nada para evitar una escalada de muertes y desgracias. Lo que han hecho siempre y en cada caso, en cada siniestro y con cada víctima, es aplicar la misma fórmula para obtener el mismo resultado: impunidad. Así ha sido en cada una de las muertes en estos largos seis años desde febrero de 2006”.

De acuerdo con la Organización Familias Pasta de Conchos en el informe se evidencia que a pesar de haberle solicitado tantas veces audiencia, el Presidente Felipe Calderón, jamás recibió a los mineros y sus familias, además, no parece absolutamente condenable, que quienes han abusado de su autoridad ahora sean promovidos, como lo ha hecho con la funcionaria Rosalinda Vélez (quien difamó a Cristina Auerbach en junio pasado) y ahora es nombrada Secretaria del Trabajo.

Y lo mismo parecen querer que suceda con Álvaro Castro Estrada (destituido como subsecretario por difamar al Senador Ricardo García Cervantes y que anteriormente hizo lo mismo con las y los defensores de las familias de Pasta de Conchos), que como burla para los mineros y su familias se promueve para la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

Pero además, funcionarios bajo el mando de la actual Secretaria del Trabajo ha solicitado, inapropiadamente, 100 mil pesos “de enganche”, a las 3 familias de los mineros que habían iniciado el trámite de su casa en el INFONAVIT, mientras la empresa, que indemnizó a algunas familias con 180 mil pesos, pretende ahora, con la anuencia del abogado (el mismo que fue de Grupo México), para las familias que no han firmado, que reciban 350 mil pesos por minero muerto porque la empresa “es muy pobre y es lo que les corresponde.

Sobre trabajo infantil, la CNDH señaló que «queremos destacar especialmente, por la gravedad de sus consecuencias, el apartado sobre trabajo infantil en las minas de carbón, en el cual se afirma que así como los mineros adultos no cuentan con opciones laborales, los niños y niñas sufren el mismo problema, aunque de forma agravada, pues no cuentan con los medios necesarios para tener una vida digna, acorde con su condición de edad.

“El trabajo infantil es más habitual en explotaciones mineras de pequeña escala y artesanal, trabajan incluso en minas que fueron abandonadas, o en aquellas que carecen de permiso de explotación», de acuerdo con el Informe Especial sobre las condiciones de Seguridad e Higiene en la Zona Carbonífera del Estado de Coahuila, de la que hizo público el 28 de noviembre.

La CNDH consideró como una grave problemática a la minería ilegal, la cual, está relacionado con la ausencia de concesiones, incumplimiento de cierta normativa –que se traduce en violaciones graves a los derechos humanos de los trabajadores y sus familias y en impacto ambiental-ineficacia en la explotación de recursos no renovables.

Así pues, el Informe Especial viene a ser un reconocimiento de estas situaciones, pero sobre todo, de la razón que asiste a cada una de las familias afectadas por la minería del carbón.

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/3006f5906aa51447bcd9b87b87478db3