En puerta la autorización a la mina de oro La Pitahaya

por | Dic 24, 2011 | 0 Comentarios

La Paz

El Sudcaliforniano

24 de diciembre de 2011

Elías Medina P.

La Paz, Baja California Sur.- El delegado de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Marco Antonio González Vizcarra, informó que esa dependencia tiene un plazo de 60 días para resolver sobre la manifestación de impacto ambiental presentada por la minera La Pitahaya, empresa que pretende explotar oro en una mina de tajo abierto en un predio cercano a San Antonio, en el sur del municipio de La Paz.

 

Este trámite se presentó en la dirección general de Impacto y Riesgo Ambiental, oficina que tiene entre su facultares resolver sobre este asunto, el pasado 15 de diciembre y un día después publicado en la gaceta de la Semarnat, en donde puede ser consultada por el público a través de la página de la Secretaría.

 

El funcionario explicó que en esa delegación existe el aviso por parte de esta empresa para la exploración minera de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana 120, para este tipo de trabajos fuera de áreas naturales protegidas, como es el caso de La Pitahaya, ya que se encuentra en un área de selva baja caducifólea cercana a San Antonio, pero fuera de la Reserva de la Biosfera de la Laguna.

 

De acuerdo a la manifestación de impacto ambiental presentada por la minera, se trata de un proyecto para la explotación de oro a tajo abierto por el método de lixiviación de cianuro en una superficie de infraestructura de 756 hectáreas, de las cuales se ocuparán 527, aunque el cambio de uso de suelo que estaría solicitando sería para 510 hectáreas; contempla la extracción de 37.88 millones de toneladas de minerales y 115 millones de tepetate.

 

González Vizcarra explicó que en apego a la normatividad, la ciudadanía puede hacer una solicitud de consulta pública y que lo que resulte de ahí, será valorado por la dirección general de Impacto Ambiental

 

Cuestionado en torno a la posibilidad de que en esta consulta participen organizaciones o personas de otros países, otras entidades, otros municipios u otras regiones, o incluso candidatos de partidos políticos, el funcionario señaló que sólo podrán participar los ciudadanos de las áreas de influencia del proyecto; hay antes un registro de participantes y se debe demostrar que la gente es de la localidad, y en esta consulta, la empresa tiene la oportunidad de explicar a los ciudadanos los alcances de su proyecto, anotó.

 

Si derivado del análisis del proyecto resulta que es viable se autoriza, aunque esta autorización puede ser condicionada, o en su caso rechazado.

 

Eso es en cuanto a la cuestión ambiental; posteriormente y de manera paralela están otros trámites como el cambio de uso de suelo y la remoción de la vegetación en el lugar donde se pretende instalar el proyecto.

 

En al caso de uso de suelo, se toma en cuenta al Consejo Estatal Forestal que preside el gobernador Marcos Covarrubias y donde también participan otras instituciones como la UABCS, la Conagua y el Ayuntamiento, entre otras; su opinión es muy importantes a la hora de tomar una decisión, dijo el funcionario.

 

Cuestionado en torno al peso que en este proceso pueda tener el adjetivo impuesto a esta actividad a la que grupos ecologistas definen como «minería tóxica», González Vizcarra aseguró que no se trata sólo de calificarla sino de demostrar que es tóxica.

 

¿Hay algún antecedente de «minería tóxica» en el país?, se le inquirió: «Hasta este momento no», dijo, «una cosa es que durante el desarrollo del proceso se presenten accidentes o a lo mejor que se den efectos tóxicos, pero si el proceso de llevar a cabo bien no debería haber problemas», finalizó.

 

Pero el debate ya empezó: la víspera, el aspirante a precandidato a la senaduría por el Partido Acción Nacional, Elías Gutiérrez Osuna, se manifestó en contra de lo que llamó «minería tóxica» en la zona de la Sierra de la Laguna, ya que de acuerdo a lo que dijo, un estudio realizado por el Colegio de Ingenieros Civiles «determinó» la posibilidad de que una nube de polvos tóxicos -llenos de arsénico, dijo- llegue hasta Los Cabos o contamine los mantos freáticos y se afecte la vocación turística de ese destino.

«A poco un turista va a querer estar bañándose en los Cabos sabiendo que hay una nube tóxica», preguntó, aunque declinó dar contestar al cuestionamiento sobre la posibilidad de que la política del gobierno del presidente Calderón esté equivocada, al otorgar concesiones y permisos para esta actividad, a la que el aspirante a senador califica como «minería tóxica».

Aceptó que la minería en El Triunfo sea tradicional, pero dijo no saber cuándo y dónde se convirtió a cielo abierto: «Entiendo que la gente de ahí tiene necesidad de una vida digna, lo que hay que generar es un programa para que la gente pueda vivir sin afectar al resto del estado», acotó.

¿Paseos en bicicleta o pizzas italianas por ejemplo?, se le preguntó: «No me gustaría llevar este tema a un debate», dijo.

Así que aunque inicialmente dijo que llega sin ningún compromiso, el aspirante a un escaño en el Congreso de la Unión defendió la industria hotelera del sur del estado y no pudo contestar a la pregunta sobre las opciones para las poblaciones de la zona de El Triunfo y San Antonio, en donde la minera estaría impactando de manera directa e indirecta tanto en la generación de empleos como en derrama económica: Para Loreto propuso un turismo universitario diferente; que no compita con La Paz y Los Cabos sino que sea complementario.

Insistió que no tiene intereses sino que sólo participa como ciudadano, tal y como lo hizo en el movimiento SOS que reunió a miles de ciudadanos en Los Cabos en contra de la minería tóxica. «No tengo intereses», recalcó, «hablo en nombre de mis ciudadanos; está probado en todo el mundo: No a la minería tóxica», dijo.

Entre otros argumentos, citó su reciente viaje a Hannover, Alemania, a donde asistió a un congreso o expo mundial, y donde se habló de la relación del hombre humano con la naturaleza; se habló de que el ser humano debe convivir de manera armónica con la naturaleza, pero de manera sustentable para que el mundo pueda sobrevivir a la gran carga que estanos ejerciendo sobre él.

Defendió la industria salinera, en la que dijo, sólo se ocupa sol y agua.

http://www.oem.com.mx/elsudcaliforniano/notas/n2360121.htm

Comparte:

Más noticias