REDACCIÓN
NOTA PUBLICADA: 17/12/2011

El luto llenó de arreglos florales y mujeres vestidas de negro a la casa número 18 de la calle Mineral de Cata.

Un ataúd gris en la cochera, con el cuerpo de Ángel Paulino Sánchez Hernández, fue el motivo para que mineros de toda la zona se reunieran a la entrada a despedir a quin murió por un accidente en la mina de San Vicente, donde llevaba apenas tres meses de trabajo.

Por un sueldo de mil 100 pesos semanales, el joven de 27 años trabajaba en la perforación de paredes para extraer materiales.

El jueves por la mañana barrenaba en la rampa sur de la mina, cuando una roca de una tonelada le cayó encima. El segundo accidente fatal que ocurre en menos de seis meses. Sus familiares dijeron que todo se debió a un descuido.

“La seguridad la hace uno mismo como trabajador, debe checar su área. Su compañero con el que andaba me dijo que fue un accidente. Yo pienso que en sí toda la mina está insegura, hace dos meses y medio un compañero tuvo un corte de pies, por descuido, la verdad, adentro se maneja maquinaria que ahora sí que ni aunque traigas tu equipo de seguridad completo… a veces hay problemas”, dijo uno de sus hermanos, quien también trabajó para la mina de San Vicente.

Ángel estaba contento con su nuevo empleo. La semana anterior al accidente acababan de aumentarle 300 pesos de salario, con los que mantenía a su esposa y a su hija de cinco años.

La joven viuda desconoce si recibirá una pensión vitalicia, aunque confió en que la ayuden porque su marido estaba asegurado y la empresa corrió con los gastos funerarios.

Su preocupación más grande, sin embargo, fue hacer que la niña no se pusiera triste con la muerte del minero.

“Mami, ¿verdad que mi papá está dormido? por qué dicen ellas que se murió”, preguntó con inocencia la nena, que jugaba con sus primas afuera de la cochera.

Los demás mineros que acudieron al velorio dijeron que el accidente ocurrido con su compañero podría haberle pasado a alguien más, aunque ninguno renunciaría al trabajo porque es la mejor opción que tienen para ganar dinero.

Alistan revisión de mina

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), delegación Guanajuato, investigará de emergencia las condiciones de seguridad en la mina de San Vicente, tras la muerte de un trabajador ocurrida el jueves en la rampa sur.

Araceli Rodríguez Colmenero, encargada de despacho de la delegación de la STPS en Guanajuato, dijo que la junta de inspección extraordinaria será enviada el lunes a primera hora para revisar si las condiciones de seguridad e higiene en el lugar del accidente eran las adecuadas.

Con la muerte de Ángel Paulino Sánchez Hernández, de 27 años, el número de accidentes mortales en las minas de San Vicente asciende a dos, según los reportes de la STPS.

Rodríguez Colmenero dijo que en ambas muertes se atribuyó la responsabilidad a un descuido del trabajador, por lo que entre la investigación del lunes se pedirá también el plan de trabajo en materia de capacitaciones que la empresa debe tener por ley.

Según los primeros reportes, la mina tenía algunas deficiencias en condiciones de seguridad, pero éstas no podían haber influido en la muerte del trabajador.

“Ya revisamos las condiciones de seguridad de la mina y sí tienen algunas deficiencias que sí han sido subsanadas, pero el caso del accidente no tiene nada que ver con esto porque fue por una conducta del trabajador.

“Acabamos de recibir el reporte de accidentes de la empresa, nos informan que se debió a un descuido. Lamentablemente aunque se tengan las condiciones de seguridad, si los trabajadores no tienen cuidado para realizar la actividad, suceden estos accidentes”, dijo la delegada.

La concesión de la mina está a nombre de Marco Jesús Soto Olmos, de nacionalidad mexicana.

http://www.am.com.mx/Nota.aspx?ID=516324