La Paz, (NAN)

sábado 17, diciembre 2011

El Ministro de Minería, José Pimentel, informó el viernes que en la cumbre social de Cochabamba se planteó el desafío de elaborar una nueva Ley Minera que anule las concesiones mineras para que evitar que sean traficadas, negociadas, o sean producto de empeños y herencias.

 

En la actualidad -explicó Pimentel- la situación de los minerales es bonancible y en ese sentido las principales resoluciones del encuentro nacional es elaborar una norma referida a las tareas de exploración y prospección para garantizar una minería sostenible en miras a los próximos años.

 

Afirmó que existe la necesidad de industrializar y procesar los minerales toda vez que en la actualidad sólo el 15 por ciento de los minerales son fundidos en el país, el resto se va en forma de concentrados a pesar de contar con plantas de fundición de Vinto en Oruro, la planta de Karachipampa.

 

«El Gobierno aplicó la política de apoyo como es la instalación de dos plantas hidrometalúrgicas en los departamentos de Oruro y Potosí», dijo Pimentel al señalar que urge «sacar lo antes posible» una Ley Minera que se adecúe a la nueva Constitución Política del Estado.

 

Según Pimentel, la principal modificación de la Ley Minera en el marco de la CPE es que anula lo que eran las concesiones mineras, es decir un derecho que tenía el concesionario para exportar los recursos en forma indefinida, simplemente con la garantía del pago de una patente.

 

«Lo que queremos ahora es que cualquier derecho de explotación minera esté basado en un contrato que garantice que habrá una inversión, un plan de trabajo y un periodo de ejecución. Lo que haremos con esta ley es evitar que las concesiones mineras sean engordadas y en algún momento se las trafique, se las negocie, o sean productos de empeños, de herencias», explicó.

http://www.jornadanet.com/n.php?a=71399-1