La Paz

Directivos de Minera San Antonio encabezados por Curtis Turner y Jorge Díaz ofrecieron una rueda de prensa en la que informaron que esa empresa producirá oro. / El Sudcaliforniano

El Sudcaliforniano

5 de enero de 2012

 

Elías Medina P.

La Paz, Baja California Sur.- Directivos de la empresa minera San Antonio conocida también como La Pitahaya encabezados por el vicepresidente de su subsidiaria Argonaut Gold, el señor Curtis Turner y el director general Jorge Díaz, presentaron ante los medios de comunicación los alcances del proyecto minero que pretenden en un predio de 527 hectáreas ubicado a unos 40 kilómetros al sur de la ciudad de La Paz, en donde luego de una inversión de más de 20 millones de dólares en exploración, renta de tierras y pago de derechos se ha comprobado que hay oro suficiente para hacer rentable esta actividad en un horizonte de al menos 13 años.

La inversión de este proyecto es de 130 millones de dólares y a la fecha se han invertido cerca de 30, incluyendo los aplicados en estudios ambientales elaborados por diversos despachos e instituciones de educación superior como el CIBNOR y la UNAM, entre otros

Minera San Antonio cuenta con el respaldo de los dirigentes de los ejidos San Antonio, Paulino Hernández y Filiberto Meza Geraldo del Juan Domínguez Cota, así como líderes de otras organizaciones como transportistas, artesanos y de grupos deportivos, quienes confiaron en que las autoridades de los tres niveles de gobierno aprobarán los permisos que solicita la empresa, luego de que ha comprobado que la actividad generará más de 300 empleos directos y cerca de mil indirectos, detonando la región con proyectos para las poblaciones aledañas, y sobre todo porque cumple con todas las requerimientos que exigen las leyes en materia ambiental.

Ya no queremos seguir siendo pueblos fantasmas, dijo el presidente del comisariado del ejido Filiberto Meza.

El director general de la empresa Jorge Díaz se ofreció establecer una línea de comunicación directa con la sociedad a afecto de hacer todas las aclaraciones y despejar cualquier duda e informó que este consorcio está trabajando en tres lugares de la república mexicana con un proyecto en operación ubicado en Durango llamado El Castillo, La Colorada en fase de exploración cerca de Hermosillo, y el tercero en Baja California Sur con este proyecto que está en proceso de obtención de permisos; en los tres proyectos con el método de lixiviación en patios.

Explicó que el 100 por ciento del personal de las plantas en este país está conformada por mexicanos desde técnicos hasta funcionarios y directivos; la sede de Argonaut Gold está en Estados Unidos pero cotiza en la bolsa de Toronto, Canadá y en total en México generan mil empleos, con la perspectiva de duplicar esta cifra durante el 2012.

Jorge Díaz señaló que la empresa minera brinda una opción de desarrollo económico, social y ambientalista para las comunidades ofreciendo una oportunidad de crecimiento, y dijo estar consciente de los pasivos ambientales que se presentan en esa zona, por lo que contempla una estrategia de coordinación a efecto de aplicar acciones conjuntas para la remediación ambiental heredada por la minería histórica, particularmente con acciones para mitigar la contaminación por arsénico expuesto, así como la introducción salina a los acuíferos, entre otras acciones, como proyectos productivos para las comunidades, paseos ecológicos, cooperativas de transporte para el acarreo de materiales a la mina, entre muchos otros.

Queremos ser una minería responsable desde todos los ámbitos; coincidimos y creemos en la protección del medio ambiente, en el interés por la conservación de los ecosistemas del territorio y esto forma parte integral de los estudios y planes que se han desarrollado, algo que ha sido atestiguado por los miembros de la comunidad, dijo; creemos que la estrategia del desarrollo del estado puede contemplar otras opciones laborales para disminuir la dependencia de sectores que se encuentran amenazados por la situación económica actual, anotó.

Por su parte Curtis Turner destacó que Argonaut Gold está comprometida ambiental y socialmente y que lo que generan otros proyectos en este país se está reinvirtiendo aquí mismo; reiteró el compromiso de hacer de la minera San Antonio un proyecto responsable con apego a los estándares nacionales e internacionales, responsable con el medio ambiente, y dejando a la zona en condiciones de seguir creciendo después del cierre de la mina.

Jorge Díaz aceptó que el tema del arsénico es un asunto muy serio, al grado que se ha convertido en un problema para el acuífero; informó que una parte de la inversión hasta ahora aplicada por la empresa se destinó a investigar sobre este material metaloide y su presencia tanto en el suelo como en terreros.

Explicó que la técnica que utilizarán para la extracción de oro de lixiviación en patios contempla dos opciones para estabilizar este material de tal manera que no represente riesgo; la primera mediante la aplicación de algunos productos como cal y otros químicos, y otras opciones en estudio, además de la confinación de los materiales donde se encuentra y los derivados del proceso de separación del oro.

El problema del arsénico es que cuando está en forma oxidada el agua lo arrastra y se lo lleva a los mantos acuíferos, con la estabilización en base a otros elementos, aun con el paso de agua no entraría al acuífero, aclaró; la segunda opción es la del confinamiento, aunque esta última queda como opción secundaria, nuestros estudios están orientados a la estabilización; en el caso de la aplicación del cianuro, este no representa ningún riesgo, recalcó.

Los líderes ejidales y representantes de comunidades que estuvieron presentes en este encuentro encabezados por Paulino Molina, coincidieron en señalar que la población de esa zona tiene fincadas sus esperanzas en que este proyecto sea autorizado y afirmaron que la empresa es seria y está tratando de no vaya a haber ningún impacto negativo.

A los denominados grupos de ecologistas y/o ambientalistas que han planteado la posibilidad de una minería artesanal, les explicó que los ejidos de la zona que se van a beneficiar con este proyecto no tienen concesiones mineras y por tanto no pueden explotar oro y que esta opción ya fue explorada en el pasado con resultados desfavorables.

Antes y en otro evento, el gobernador Marcos Covarrubias opinó: «Bienvenida la inversión sin depredar y sin lastimar nuestro entorno, nada que venga a lastimar nuestro estado; bienvenida la inversión responsable», eso dijo. Unos minutos antes, el secretario de desarrollo Joel Ávila refrendó su posición en contra de la minería a cielo abierto en los municipios de La Paz y Los Cabos, en donde está enfocado el sector turismo, aunque aclaró que se apoyaría la minería artesanal.

http://www.oem.com.mx/elsudcaliforniano/notas/n2372233.htm