Firma La Pitaya pretende la extracción de oro a cielo abierto a 50 kilómetros de La Paz

Piden consulta pública sobre proyecto minero de EU en Baja California Sur

Grupo Medio Ambiente y Sociedad entrega carta con más de seis mil firmas a Semarnat

Pobladores de la zona temen contaminación de acuíferos por uso de sustancias tóxicas

Raymundo León

Corresponsal

Periódico La Jornada
Jueves 12 de enero de 2012, p. 31

La Paz, BCS, 11 de enero. La organización civil Medio Ambiente y Sociedad entregó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) una solicitud, apoyada por más de 6 mil firmas, para realizar una consulta pública sobre el proyecto minero San Antonio, que pretende la extracción de oro a cielo abierto a 50 kilómetros al sureste de La Paz.

Juan Ángel Trasviña Aguilar, representante legal del organismo, entregó a Marco Antonio González Vizcarra, delegado de la Semarnat en el estado, una carta respaldada por 6 mil 225 firmas de ciudadanos dirigida al secretario federal de la dependencia, Juan Rafael Elvira Quesada, en la que expresan su oposición al proyecto minero San Antonio, promovido por la empresa La Pitaya, subsidiaria de la compañía estadunidense Argonaut Gold Inc.

El delegado González Vizcarra confirmó que el 15 de diciembre La Pitaya presentó la manifestación de impacto del proyecto minero San Antonio a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental, por lo que la petición de la consulta sería remitida a dichas autoridades.

Trasviña Aguilar señaló que la mayoría de los habitantes de las poblaciones de Los Planes, Juan Domínguez Cota, La Ventana, El Sargento y Agua Amarga, todas del municipio de La Paz, están contra el proyecto minero porque en el proceso de separación del oro de las rocas se utilizarán sustancias tóxicas y existe el riesgo de que los acuíferos de la zona se contaminen.

Niegan que sea plan especulativo

La Pitaya obtuvo 15 concesiones federales con una superficie de 46 mil 328 hectáreas con vigencia de 15 años para la extracción de oro a cielo abierto en la región de El Triunfo, San Antonio y Valle Perdido.

En una presentación a los medios de comunicación, la empresa precisó que del total de superficie concesionada explotarán 820 hectáreas y utilizarán 730 mil metros cúbicos de agua al año, que representan 5.3 por ciento de la extracción autorizada por la Comisión Nacional del Agua al acuífero de Los Planes.

San Antonio es un proyecto de extracción de oro que no se encuentra en zonas protegidas y no tendrá metalurgia ni fundición, presas de jales ni molienda, emplearía el método de lixiviación en patios con un circuito de cero descargas y limpiaría la zona de contaminantes previo al cierre de la mina, según dijo el vocero Gustavo Alonso Alvarez.

Curtis Turner, vicepresidente de Desarrollo de la firma Argonaut Gold Inc., informó que en el proceso de exploración y estudios han invertido 20 millones de dólares, porque buscan un manejo amigable con el medio ambiente.

Dijo que no son un proyecto especulativo, porque Argonaut es una empresa internacional que cotiza en la bolsa de valores de Toronto, Canadá, con activos por más de 300 millones de dólares, además de que tienen otros proyectos mineros en México, entre ellos la mina El Castillo, en Durango.

Jorge Díaz Ávalos, director del proyecto La Pitaya, pidió a las autoridades del estado que analicen con objetividad su proyecto y que lo valoren como una alternativa de desarrollo económico que no compite con el turismo ni afecta a ninguna otra actividad.

Mencionó que el proyecto contempla la apertura de 350 empleos directos que representan una derrama económica para la región de 5.3 millones de dólares en salarios.

Díaz Ávalos expresó que La Pitaya no sólo será amigable con el medio ambiente, sino que ayudará a limpiar la zona del arsénico generado por la vieja minería en la región.

Indicó que tienen diseñado un plan para estabilizar y confinar ese material que es peligroso cuando entra a un proceso de oxidación, por lo cual cuentan con asesoría de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

http://www.jornada.unam.mx/2012/01/12/estados/031n1est