REGIONES


En Bolívar aseguran que los muertos en los sucesos del lunes son más de seis

Mineros aseguran que el número de muertos en el enfrentamiento del lunes es mayor al informado por las autoridades O. DÍAZ MIRELES/ARCHIVO

MARÍA RAMÍREZ CABELLO |  ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL

jueves 12 de enero de 2012  12:00 AM

Ciudad Bolívar.– Más de 3 mil mineros han sido desalojados en los últimos dos días del Alto Paragua, al oeste del estado Bolívar, luego de que el Ejército activara una operación para dar con el paradero de los integrantes de las bandas que el lunes se enfrentaron, ocasionando la muerte de siete personas en un yacimiento de oro.

En principio, el comandante de la Policía regional, Julio César Fuentes, informó que seis personas murieron y cuatro fueron heridas tras la pugna entre la banda de «Los 24» y la de «Marcopolo» en la mina Bulla Nueva. Sin embargo, ayer murió uno de los heridos, Léster Herrera (24), quien se encontraba internado en una clínica de Ciudad Bolívar.

Los siete fallecidos hasta ahora son Ángel Torres (22), Pedro Yánez (28), Renni Tovar (30), Luis Renteria (24), Ángelo Asunción (20), Neivy Linares (30) y Léster Herrera (24).

El Ejército y la Armada tomaron el puerto de La Paragua y prohiben la salida de embarcaciones hacia las zonas mineras, de las cuales han sido desalojados 3 mil mineros, de los más de 4 mil que estiman están en la Bulla, precisó Fuentes.

Versiones extraoficiales indican que en el yacimiento recién descubierto hay más de seis cuerpos que hasta la tarde del martes no habían sido trasladados a La Paragua. El diario regional El Expreso reseñó que en la mañana del martes una curiara que prestaba colaboración para el traslado de los cadáveres fue interceptada por miembros de la banda «Los 24».

Los presuntos delincuentes se llevaron a la tripulación (tres indígenas) y los cuerpos de cinco fallecidos.

Mineros que regresaron, y quienes prefieren el anonimato, aseguraron que en las áreas mineras se vive un caos, debido al desalojo y al miedo que ha generado el enfrentamiento.

En la cuenca media y alta del río Paragua existe una medida que prohibe la actividad aurífera, al ser éste el principal afluente del Caroní y del embalse de Guri que alimenta a la red de represas que generan la mayoría energía eléctrica.

«Mucha gente está saliendo a La Paragua a buscar a sus familiares que salieron a las minas y no han regresado», aseguró una minera, quien relató que en las zonas existen bandas organizadas que mantienen en zozobra a quienes allí laboran. «Cuentan más de seis muertos, más de los seis que dice la policía, pero los entierran en la montaña para que no los encuentre», agregó.

Para trasladarse hasta la Bulla Nueva, los mineros deben viajar en curiara hasta el sector de Uraima por un monto cercano a los Bs. 500. De allí deben viajar a pie por 15 minutos, y tomar otra embarcación hasta el yacimiento. Las «vacunas» en el trayecto son comunes, contó un vendedor de comida de La Paragua.

Anuencia militar

En octubre los mineros denunciaron los desalojos selectivos de las minas y la anuencia de los efectivos del Ejército para ejercer la minería ilegal. En esa oportunidad, indígenas del Alto Paragua despojaron de su armamento a efectivos militares.

«¿Por qué se sigue ejerciendo la minería en una zona en donde está prohibido y en la que están las Fuerzas Armadas?», se preguntó el presidente de la Federación de Mineros de Bolívar, Abelardo Díaz.

Fuentes de la zona aseguran que los uniformados cobran «vacunas» para dejar trabajar en las minas.

Por último, la Fiscalía informó que imputará a cuatro hombres supuestamente implicados en los sucesos ocurridos este lunes.

http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/120112/tres-mil-mineros-han-sido-desalojados-de-la-paragua