Estados • 17 Febrero 2012 – 1:26pm — Melissa del Pozo

El representante del movimiento de las familias de Pasta de Conchos, María Trinidad Cantú, pidió no dejar que Javier Lozano llegue al Senado, al considerar que su trabajo en la Secretaría del Trabajo fue nulo.

Foto: Milenio (Archivo)
Ciudad de México • El representante de la oficina en México de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jesús Peña, condenó que a seis años del siniestro en la mina Pasta de Conchos las autoridades mexicanas no hayan hecho justicia.
En conferencia de prensa en el centro de Derechos Humanos Pro Juárez, Jesús Peña afirmó que de 2006 a la fecha se han registrado 60 muertes vinculadas a las marginales condiciones laborales bajo las que trabajan los mineros en la zona norte.
Por su parte el representante del movimiento de las familias de Pasta de Conchos, María Trinidad Cantú, pidió al gobierno mexicano no permitir la llegada del ex secretario Javier Lozano al Senado de la República al afirmar que su desempeño en la Secretaría del Trabajo fue nulo y no atendió las peticiones de los mineros.
Trinidad Cantú dijo que Lozano no puede desempeñar otro cargo como funcionario público puesto que no dio resultados en la pasada administración.
Los empleados de la minera denunciaron que en el último sexenio del presidente Felipe Calderón ha hecho caso omiso a las diversas denuncias que se han interpuesto por las condiciones bajo las que trabajan los empleados mineros así como a las exigencias de justicia.
http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/b9522691acd684bb6d66fa900fe5564c