Es evidente la devastación por Mexichem en Villa de Zaragoza

por | Abr 12, 2013 | 0 Comentarios

Jueves 11 de Abril del 2013

Sí han enviado oficios a la Segam, señala síndico municipal


Samuel Estrada

Es palpable la devastación por la mina de fluorita en la comunidad de La Salitrera, en Villa de Zaragoza. En un recorrido que pudo hacer La Jornada San Luis por el sitio, se denotaron las graves afectaciones a la comunidad y al medio ambiente; el suelo, el agua y el aire han sido contaminados por la empresa minera multinacional Mexichem.
Desde la carretera a Rioverde, en su entronque con la entrada a Villa de Zaragoza, es perceptible la gran cantidad de camiones y tráileres de carga llenos de mineral, todos con la leyenda “Mexichem”. Cada kilómetro avanzan cinco o seis vehículos de este tipo, tanto de entrada como de salida, circulan a gran velocidad por la carretera y es obvia la afectación al camino; se han hecho surcos en el pavimento e innumerables baches, es evidente que el camino no fue hecho para soportar tanta carga.
Para llegar a la mina en La Salitrera hay un libramiento que va desde antes de llegar a la cabecera municipal de Villa de Zaragoza hasta allí, se puede acudir también atravesando el pueblo pero los camiones de carga no lo hacen por razones obvias; el sitio está a más de 20 kilómetros de la cabecera, es una vía que la mayor parte está pavimentada, pero también con grandes tramos de terracería.
Conforme se va llegando a la comunidad es cada vez más intenso el tráfico de vehículos de gran tamaño cargados con mineral conduciendo a gran velocidad por la estrecha, pronunciada y llena de curvas carretera hacia La Salitrera. Antes de llegar al sitio, se puede percibir un fuerte olor, es olor a sosa cáustica, pero los pobladores dicen que ya están acostumbrados.
Se ingresa a la pequeña urbe y pareciese que se ingresa a una empresa; los postes, los señalamientos viales, e incluso, hasta un puente vehicular tiene su marca, “Mexichem”. La mina se alza sobre el pueblo con una gran polvareda y el intenso sonido de las máquinas perforadoras; todas las personas traen sus ropas “polveadas”, según dicen, también ya están acostumbrados.

La empresa cuenta con su propio equipo de seguridad

En La Salitrera no hay policía municipal, según el síndico del ayuntamiento de Villa de Zaragoza, Víctor Hugo Alvarado Vega, quien guió el recorrido, los oficiales de la policía municipal no entran a la comunidad, escasamente se quedan en la cabecera, pero no hace falta. Sorprende que la seguridad privada de Mexichem hace las veces de policía, cuentan con camionetas de reciente modelo, uniformes y equipo de radiocomunicación.
Apenas llegando al pueblo se acercó una camioneta, inmediatamente pregunta que “¿Quiénes son? ¿De dónde vienen? ¿Qué están haciendo?”, todo lo reportan vía radiocomunicación: “Traen cámaras, traen prensa”, dijeron. La vigilancia cercana por parte de los agentes estuvo presente durante prácticamente todo el recorrido, incluso se nos recomendó dejar el vehículo con la leyenda “prensa” en un sitio seguro.

El río Salitrera, erosionado por actividades mineras

A la comunidad la atraviesa un río, el Río de Salitrera, principal afluente natural de la zona que se aprecia seco y erosionado, la empresa Mexichem, una de las mineras más grandes del mundo, ha construido siete represas sobre este cauce natural, en donde arroja agua contaminada y otros desechos químicos, los cuales están al aire libre y fácilmente se dispersan sobre el aire, la tierra y probablemente se trasminan al subsuelo.
El síndico recuerda que cuando llueve las represas se desbordan, vertiendo todo este coctel químico sobre el cauce natural del río, de donde animales beben agua, y menciona que las personas ya no lo hacen pues la empresa les proporciona el agua de un pozo, del cual utilizan, en su mayoría, el agua para el proceso químico de la separación de los minerales.
El clima y la vegetación en La Salitrera es muy diferente al de San Luis Potosí o al del propio Villa de Zaragoza, es más bien templado, con un bosque de coníferas, el aire es fresco pero arrastra el hedor de la sosa cáustica por toda la región; contrasta el bello paisaje natural cuando se baja la mirada y uno se da cuenta de la devastación ambiental que ha sufrido.

Habitantes de la comunidad temen a la empresa

Un lugareño quiso dar su testimonio, pero prefirió que no apareciera su nombre, se sabe que la minera mantiene atemorizados a los pobladores que manifiestan su inconformidad: “A mí me dijeron que hicieron análisis del agua del pozo de donde consumimos, y me dijeron que es apta para el consumo, pero también lo que más le molesta a mi esposa es el polvo, no puede lavar la ropa y tenderla porque se impregna de ese polvo mineral, si nos ponemos la ropa así nos pica la piel, todo el día estaríamos rascándonos”.
Al concluir el recorrido por esta impresionante devastación, el síndico del ayuntamiento zaragocense reitera que “la empresa ni siquiera ha pagado su predial, no le dan trabajo a la gente, cuentan con más de 400 hectáreas, todas afectadas, llenas de desechos y agua contaminada, los arboles cercanos se mueren, pero ellos, cuando han querido pagar, quieren pagar como si fuera terreno de uso ganadero, no quieren pagar su cambio de uso de suelo”.
Finalmente, reiteró que el ayuntamiento de Villa de Zaragoza sí ha enviado oficios a la Secretaría de Ecología y Gestión Ambiental para que puedan certificar la devastación, sin embargo han hecho caso omiso, externa que quiere creer que si no les han hecho caso sea porque “ningunean” al municipio por ser un municipio chico, y no que se trate de que ya se hayan “arreglado” con la “Mexichem”.

http://www.lajornadasanluis.com.mx/2013/04/11/pol1.php

Comparte:

Más noticias

Comunicado REMA: La Trampa de la Diplomacia Económica Canadiense en la discusión de las Reformas a la Ley Minera

Comunicado REMA: La Trampa de la Diplomacia Económica Canadiense en la discusión de las Reformas a la Ley Minera

A principios de junio, la Red Mexicana de Afectadas/os por la Minería (REMA) participó en la presentación de una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para denunciar a la embajada canadiense en México por haber incrementado el peligro que corría...