Grupo México: sigue la mata…

por | Sep 29, 2014 | 0 Comentarios

México SA
​​

Taxco: emergencia ecológica

Profepa, carabina de Ambrosio

Carlos Fernández-Vega
Foto

Las actividades mineras de Grupo México en el municipio de Taxco, en Guerrero, han contaminado ríos y perjudicado a más de 20 mil pobladores y entre los problemas se reporta muerte de mineros por cáncer, obreros con padecimientos de silicosis y tuberculosis y contaminación en los ríos de Taxco, además de enfermedades en la poblaciónFoto Sergio Ocampo
C

on la cara dura que lo caracteriza, Grupo México asegura que el avance en la limpieza y la remediación del río Sonora es de 71 por ciento, y que su empresa Buenavista del Cobre –que derramó 40 mil metros cúbicos de residuos altamente tóxicos y afectó a más de 24 mil personas– mantiene un intenso ritmo de trabajo y de apoyo a los siete municipios por ella contaminados.

A ver quién se lo cree, pero el hecho es que el corporativo minero no termina de salir de una cuando ya está en otra, o mejor dicho, son tantos los esqueletos que guarda en su clóset que de plano se están desbordando.

En este contexto vale retomar la información publicada el pasado sábado por La Jornada Guerrero, bajo la firma de Margena de la O y fechada en Chilpancingo, que dice así:

“La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detectó que el suelo de los jales mineros de la unidad Taxco que explotaba Minera México están contaminados de arsénico, plomo, cadmio y vanadio. Sugiere en el estudio aplicado al suelo de jales abandonados en 2009, 30 meses después de estallar la huelga de los mineros de la sección 17, que la Comisión Nacional del Agua analice los niveles de contaminantes en los caudales de agua. Ese dictamen se identifica con el oficio PFPA/3.1/2C.26.1/00011-09 (eso en pleno gobierno calderonista, con Patricio Patrón Laviada en la Profepa, y Juan Rafael Elvira Quesada en la Semarnat).

“El río Balsas sufre las consecuencias de los escurrimientos durante las lluvias de esos jales, y de los ácidos de metales de la mina como El Solar. El caudal desemboca, primero, en el río Xochula y llega hasta el Balsas, el más grande del estado. En el suelo analizado por la Profepa están ubicados los jales mineros, es decir, la mezcla de reactivos tóxicos y minerales para separar el metal.

“En su sesión del jueves (25) de esta semana, el Congreso (de Guerrero) en pleno pidió a Minera México aclarar la contaminación en Taxco. Los mineros de Taxco llevan siete años en huelga, y por los años de trabajo en las minas de la unidad Taxco (El Solar, Remedios y La Concha), algunos hasta con 48 años, tienen claro cuál es el paso del agua color ámbar y olor a óxido que escurre de las minas: La Cañada, río Xochula, y el caudal de las comunidades de Puente Campuzano, Hueymatla, San Sebastián, Taxco el Viejo.

“De las tres minas que forman la unidad Taxco, también drena ese color y olor. Les atraviesa La Cañada, el cual nace en el cerro de El Jumil, desemboca en la cascada que pasa por El Fraile, Santa Rosa Lima, Dolores y Paintla. La Profepa realizó el estudio con muestras de las dos primeras comunidades.

“‘El total de las muestras puntuales de suelo de las presas de jales se considera que, con respecto al arsénico y plomo, rebasaron los límites máximos permisibles de 22 mg/kg y 400 mg/kg, respectivamente, para uso de suelo agrícola establecidos en la NOM-747-SEMARNAT/SSA1-2004. La comparación de los resultados de las muestras de suelo y las tomadas de los jales se determina que la contaminación es originada por las presas de jales’, se lee en la copia del estudio. Cadmio y vanadio, también fueron detectados en el estudio.

“La bocamina de El Solar, punto conocido como 14-12, fue el primer lugar donde se observó el color ámbar e imperó el olor a óxido. El sindicato minero exigió a Minera México que se responsabilice de los daños y los corrija. El 30 de julio de 2007 los 398 mineros de Taxco se declararon en huelga, de los que quedan 156; reclaman cumplimiento al contrato colectivo de trabajo.

“Un mes antes de estallido de huelga (en julio de 2007, por razones de inseguridad y contaminación, ‘que representan un constante peligro de muerte para los mineros’, según denunció en ese entonces el sindicato del ramo), Minera México dijo que cerraría las minas porque la unidad agotó sus reservas. Los mineros calculan vida 25 años más en las minas”. Sin embargo, la propia información oficial del corporativo minero (reporte 2013 a la BMV) asegura que debido al paro las pérdidas de producción en nuestras minas de Taxco sobrepasan 13 mil 270 toneladas de zinc en concentrados y 2 mil 225 toneladas de plomo en concentrados. ¿Pues no se habían agotado las reservas y, por lo mismo, cerrarían las minas?

Otra información de La Jornada Guerrero, bajo la firma de Raymundo Ruiz y fechada en Taxco el mismo día que se cita, advierte: muerte de mineros por cáncer, obreros con padecimientos de silicosis y tuberculosis y contaminación en los ríos de Taxco, además de enfermedades en la población, es lo que ha dejado Grupo México en la zona minera del municipio, por lo tanto el Congreso del estado tiene que pedir a la federación el retiro de la concesión a la empresa extractora. El secretario del interior, exterior y actas del comité ejecutivo del sindicato nacional minero, Sergio Beltrán Reyes, informó que existe un estudio en el que se muestran altos índices de polución en la zona de La Cañada.

Y para redondear, el corresponsal de La Jornada en Durango, Saúl Maldonado, informa que “la delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) en la entidad ‘maquilló’ la información presentada en el informe final sobre el derrame de 300 mil toneladas de jales (residuos mineros) al río Los Remedios, en enero de 2013, y por el cual se sancionó a la empresa El Herrero de San José de Bacís por menos de 200 mil pesos, denunció hoy Pedro Murgía, asesor legal de los productores y cooperativas pesqueras de Cosalá, municipio de Sinaloa.

“Una vez que él accedió al documento de la Profepa sobre el derrame de jales en Otáez, que causó la muerte de cuatro personas y la mortandad de peces en la presa El Comedero, el abogado indicó: ‘en el informe final la Profepa Durango señala que se desgajó un cerro y que eso provocó que la presa de jales reventara, y eso jamás sucedió, pues el depósito traía ya una fisura desde 2010, misma que había sido reportada a las autoridades federales, quienes no habían hecho nada’.

“‘Profepa estipula que se afectaron 300 metros cuadrados de tierra cuando el derrame fue de 300 mil toneladas, imposible que caigan todas en 300 metros’, señaló. Asimismo, Profepa señaló que no hubo contaminación porque los jales no traían elementos químicos; sin embargo, en un estudio alterno encargado por las cooperativas, se pudo constatar con pruebas en laboratorios que a la presa El Comedero llegaron contaminantes con cobre, zinc, mercurio y plomo provenientes de la mina y que eso es lo que ha provocado la mortandad de peces y que la actividad pesquera se haya ido a la baja desde 2011”.

Las rebanadas del pastel

De ese tamaño es la complicidad, y con autoridades ecológicas así el país llegará muy lejos.

Twitter cafevega

cfvmexico_sa@hotmail.com

CIUDADANOS VALIENTES Y PROBOS PARA

**

Comparte:

Más noticias

COMUNICADO REMA y Comunidad Indígena de Cicacalco «Funcionarios de SEMARNAT Y PROFEPA  bajo investigación de la Secretaría de la Función Pública y Órgano Interno de Control por ser cómplices en la contaminación del agua de la Comunidad Indígena de Cicacalco en Zacateca»

COMUNICADO REMA y Comunidad Indígena de Cicacalco «Funcionarios de SEMARNAT Y PROFEPA bajo investigación de la Secretaría de la Función Pública y Órgano Interno de Control por ser cómplices en la contaminación del agua de la Comunidad Indígena de Cicacalco en Zacateca»

Funcionarios de SEMARNAT Y PROFEPA bajo investigación de la Secretaría de la Función Pública y Órgano Interno de Control por ser cómplices en la contaminación del agua de la Comunidad Indígena de Cicacalco en Zacatecas 22 de septiembre de 2022 El 15 de septiembre, la...