Consejo consultivo de Semarnat rechaza mina submarina en BCS

por | Dic 15, 2014 | 0 Comentarios

 

La manifestación de impacto ambiental contiene información errónea y omisiones, señala

En ningún país se ha autorizado un proyecto similar

Pondría en riesgo la pesca a cambio de sólo 80 empleos

Remoción del lecho marino provocaría contaminación por metales pesados

Foto

Turistas visitan la costa de Comondú para el avistamiento de ballenas grises. A poco más de 20 kilómetros mar adentro se pretende explotar una mina submarina de fosforitaFoto Raymundo León
Raymundo León
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 15 de diciembre de 2014, p. 36

La Paz, BCS.

El Consejo Consultivo para el Desarrollo Sustentable de Baja California Sur recomendó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) no aprobar la explotación de una mina submarina en el Golfo de Ulloa, en la costa oeste de la entidad, debido a que causaría graves daños a la pesca.

El órgano estatal de consulta de la Semarnat analizó la manifestación de impacto ambiental del proyecto Don Diego, consistente en la extracción de fosforita del suelo marino del golfo, y señaló que el principio 15 de la Declaración de Río de Janeiro, aprobada por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, consagró en junio de 1992 el principio precautorio, el cual estipula que, debido a la magnitud de los daños ambientales que puede causar este tipo de minería, no ha sido aprobada en ninguna parte del mundo.

Advirtió que la explotación del lecho marino liberará mercurio, cadmio, plomo, arsénico, níquel y zinc, que permanecen en el mar durante periodos prolongados y cuyas formas más tóxicas no son metabolizadas.

También advirtió que se pretende extraer material con dragas y en ese proceso finas partículas de arena y arcilla regresarían al mar, pero no formarían sedimentos. Además, la manifestación de impacto omite mencionar que el uranio en la zona es radiactivo y que diversos niveles tróficos del ecosistema, así como los productos pesqueros, podrían contaminarse con este elemento y metales pesados; además, las corrientes y la migración de organismos podrían extender la contaminación a otras regiones marinas.

Mencionó que este tipo de minería incrementaría la incidencia de mareas rojas al liberar grandes cantidades de fósforo y la proliferación de fitoplancton con mayor concentración bacteriana.

Agregó que la MIA no reconoce la existencia de especies en riesgo y contiene información errónea y omisiones, de las que obtiene conclusiones equivocadas, sobre todo en lo relacionado con los efectos del ruido del dragado y el tránsito marino en los mamíferos.

El proyecto tampoco toma en cuenta la probabilidad de que se encuentren mamíferos marinos en el área afectada y carece de un análisis serio sobre la presencia de bacterias importantes para la metabolización del fósforo.

Según el consejo, la pesca es muy importante para las comunidades locales y la mina la afectaría seriamente; además, no promovería el desarrollo sustentable, pues sólo generaría 80 empleos y no precisamente para los locales.

El proyecto Don Diego, presentado a la Semarnat por la empresa Exploraciones Oceánicas S de RL de CV, filial de la estadunidense Odyssey Marine Explorations, pretende extraer 350 millones de toneladas de arenas fosfáticas en 50 años mediante dragado y bombeo de material en 91.2 hectáreas.

Según la manifestación de impacto, se planea invertir 357.2 millones de dólares en el proyecto y 108.9 millones en gastos de operación, y se emplearía a 80 trabajadores en la barcaza y la draga
http://www.jornada.unam.mx/2014/12/15/estados/036n1est

Comparte:

Más noticias