La Sehi advirtió que los bosques son devastados por explosiones y el uso de la maquinaria
miércoles, 11 de febrero de 2015
Por: Jorge Martínez | Pachuca
La Sehi advirtió que los bosques son devastados por explosiones y el uso de la maquinaria

A un año de las manifestaciones realizadas por los vecinos de la Minera Autlán asentada en la sierra hidalguense, las malas condiciones ambientales se mantienen y los daños provocados por la contaminación van en aumento, según una organización ambientalista.En ese entonces, habitantes de ocho comunidades de Molango realizaron una movilización contra las políticas devastadoras de la compañía minera considerada como la primera productora de manganeso en el país.

Además, plantearon la contaminación que había en los ríos, el aire, el uso de cianuro, las explosiones en los distintos frentes de trabajo que tiene la empresa en Tlazintla, Tehuizco, Xicalango, Zacuala, Ixcotla, Temacuil, San Antonio e Ixcatlán.

Al respecto, Marco Antonio Moreno Gaytán, dirigente de la Sociedad Ecologista Hidalguense (Sehi), indicó que a un año del malestar ciudadano, las condiciones se mantienen y empeoran, debido a que en ningún momento la Semarnat o la Profepa, las instancias estatales, han impedido que sean devastados los bosques de esa sierra.

El activista informó que la existencia de explosiones en el lugar, junto con el uso de maquinaria pesada han provocado que los bosques sean exterminados y modificados en cuanto a la fauna y la flora.

Se necesitarían unos cien años de cuidado para reparar los daños, dijo Moreno Gaytán, quien señaló que el único problema que existe en esa zona es la permisibilidad que tiene la empresa para realizar todo tipo de acción, bajo el supuesto de preservar los empleos que genera.

Moreno informó que resulta difícil obtener las mediciones que hace una unidad de monitoreo desplazada en ese lugar y las razones las desconoce, pero gracias a ello, nadie puede conocer qué tipo de elementos químicos son emitidos a la atmósfera.

De acuerdo con documentos de los afectados, fueron devastadas al menos 200 hectáreas de bosques en los últimos años, lo que significa una degradación del medio ambiente, porque ya no existe pesca en los ríos y muchos de los animales silvestres ya emigraron o desaparecieron.

Para concluir, Marco Antonio Moreno dijo que debe hacerse una valoración a fondo del daño irreversible que está causando la Minera Autlán a las comunidades aledañas.

 

http://www.criteriohidalgo.com/notas.asp?id=292037