CFE vacía presa de Mazatepec para poder vendérsela a Minera Autlán

por | Ago 7, 2015 | 0 Comentarios

07/08/2015 04:00
Publicado por

Resultado de imagen para presa de Mazatepec

Desde abril pasado, de manera extraña y opaca, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) empezó a vaciar la enorme presa La Soledad, en el municipio de Mazatepec. Los aproximadamente 11 millones de metros cúbicos de agua del depósito principal fueron desalojados y además se dice que se empezó a contaminar la zona con sustancias desconocidas, en detrimento de la fauna y la salud de cientos de pobladores. En cuestión de semanas el lugar se convirtió en ríos de lodo y dejó de ser un centro generador de energía eléctrica.

Por más esfuerzos que ha hecho La Jornada de Oriente para saber a qué se debe esa acción que pone en riesgo el equilibrio ecológico de esa zona de la Sierra Norte de Puebla, que es rica en recursos naturales, solamente se ha topado con un silencio sospechoso de los funcionarios locales y nacionales de la CFE.

Sin embargo, ha brotado una versión que apunta a que la presa se vació debido a que se quiere vender a un particular y que el posible comprador es la empresa Minera Autlán.

Lo cual es una situación muy preocupante ya que Minera Autlán se caracteriza por revender sus concesiones mineras a empresas canadienses o a los consorcios Carso, de Carlos Slim, o Grupo México, de Germán Larrea, el mismo que ha contaminado de manera impune los ríos de Sonora.

El asunto no termina con la posible venta de La Soledad a Minera Autlán, porque queda una pregunta en el aire: ¿Dónde se va a generar la energía eléctrica que se obtenía de la presa de Mazatepec?

Atrás de todo esto hay un plan agresivo de privatizaciones, ya que al dejar de funcionar La Soledad, la cual es propiedad federal, entonces se da pie para que entren en sustitución cuatro proyectos hidroeléctricos, denominados Boca, Ana, Conde y Diego, que está buscando construir el consorcio Ingenieros Civiles Asociados (ICA) en los ríos Apulco y Tecolutla, por medio de su subsidiaria Controladora de Operaciones de Infraestructura S.A de C. V.

A ICA y sus subsidiaría no le interesan que la población de la Sierra Norte se oponen a sus proyectos de muerte, ya que tan sólo para la hidroeléctrica Boca, que busca instalar en la cuenca hidrológica de Tecolutla, ya se anunció una inversión inicial de 30.6 millones de dólares.

Una semana antes de las elecciones del 7 de junio, La Jornada de Oriente se comunicó a la Gerencia General de la CFE para solicitar una explicación de por qué se estaba vaciando la presa de Mazatepec y el personal respondió que no lo tenían claro, que iban a recabar información y luego de ello no volvieron a responder. Ese silencio continúa hasta la fecha y tiene un tufo de que algo oscuro se esconde.

Se sabe que el plan original de la CFE era solamente favorecer a ICA con la extracción del agua y de sedimentos de La Soledad para que dejara de funcionar, ya que originalmente la presa se le ofreció a la Comisión Nacional del Agua, pero esta dependencia se rehusó hacerse cargo.

Más tarde habría aparecido Minera Autlán al percatarse que Mazatepec existe un jugoso negocio, ya que al vaciarse la presa se ha quedado una enorme capa de sedimentos que se creó a lo largo de los 53 años de vida de La Soledad y que seguramente está llena de minerales.

Eso le da la posibilidad a la Minera Autlán obtener minerales en la superficie de lo que era el vaso de la presa, sin la necesidad de hacer grandes excavaciones en la parte alta de cerros y con una inversión menor a otros proyectos de extracción de oro y plata.

La presa de Mazatepec, también conocida como Sistema Hidroeléctrico Presidente Adolfo Ruiz Cortines, se inauguró en septiembre de 1962. En sus inicios tenía un potencial de almacenamiento de 56 millones de metros cúbicos, pero el azolve a lo largo de los años provocó que esa capacidad se redujera al 20 por ciento y entonces ya solamente se podía acumular 11 millones de metros cúbicos del líquido.

Todo ese azolve seguramente tiene una elevada acumulación de minerales, mismos que ahora buscará explotar Minera Autlán, mediante una serie de operaciones que ha realizado la CFE para favorecer a capitales privados.

El problema que genera este plan de privatizaciones no se reduce solamente al abuso de que se entreguen obras de infraestructura pública y el manejo de recursos naturales a particulares, sino que se pone en peligro el equilibrio ecológico y la salud de los habitantes de esas regiones.

Las comunidades que se encuentran cerca de la presa de La Soledad ya empezaron a sufrir un abatimiento de sus fuentes de abastecimiento de agua potable y diferentes problemas de salud, ya que quienes han consumido acamayas, burritos, macaquihuis y otros peces en los ríos cercanos, han enfermado.

En el caso particular de la presa de Mazatepec queda claro que una vez que Minera Autlán agote la extracción de minerales de la superficie, empezará a perforar para seguir con su actividad extractiva y por lo general estas empresas no tienen límites de los metros que deben cavar. Esa actividad acaba dañando a los mantos acuíferos y los veneros.

Un segundo cuestionamiento es que la CFE y las empresas privadas involucradas en los proyectos Hidroeléctricos y mineros, no han informado a la población que se quiere hacer con la presa de Mazatepec y en general con los ríos. Atrás hay un desprecio hacia la gente y la protección del medio ambiente, que es posible por la impunidad que priva en México y en Puebla.

 

Comparte:

Más noticias