Luchas

Frente Popular en Defensa del Soconusco “20 de junio” (FPDS)

Las y los pobladores del municipio de Acacoyagua, Chiapas conformaron en el 2015 el Frente Popular en Defensa del Soconusco para exigir la cancelación de cuatro proyectos mineros aprobados desde el 2004. Los proyectos mineros de extracción de ilmenita y rutilo se establecieron en un territorio que históricamente ha explotado los bienes naturales del agua y la tierra para monocultivos y durante varios años han realizado distintas fases de exploración y explotación, por ejemplo, el proyecto “Mina Cristina”, explotó 54,000 toneladas de material causando daños al agua y a la salud de las y los habitantes.

Acciones

Las y los integrantes del FPDS son representantes de ejidos, bienes comunales y rancherías organizados para defender la salud de la población y los ríos Cacaluta, Doña María y Cintalapa que abastecen de agua a la región. Desde su creación, el FPDS junto con la organización Otros Mundos A.C. y la REMA se ha dedicado a informar y concientizar a la población y a las autoridades sobre los impactos dañinos de la minería al medio ambiente.

Logros

Gracias a este trabajo han logrado tres declaratorias consecutivas de “Municipio Libre de Minería” en distintas administraciones del Ayuntamiento de Acacoyagua, además de que cuentan con cinco actas de asamblea de ejidos y bienes comunales donde se establece la prohibición a toda actividad relacionada con la minería, si bien en años anteriores lograron convencer a ejidos de usufructuar sus tierras, hoy se defienden los derechos colectivos. A partir de diversas estrategias de denuncia pública se logró la suspensión por PROFEPA de dos de los proyectos que amenazan el territorio.
En el 2020 el FPDS recibió el II Premio Ambiental “Mariano Abarca”, reconocimiento avalado por 30 organizaciones nacionales e internacionales por su importante lucha en la defensa de la tierra y el territorio en la región costa de Chiapas.

Hoy en día también denunciamos la amenaza del proyecto “Corredor Transístmico”, planeado para generar polos logísticos y de comercio para zonas industriales. El proyecto incluye proyectos energéticos, como el gasoducto Istmo-Escuintla, Guatemala, infraestructura para carreteras y tren, explotación de bienes naturales para materia prima.

Comparte: