PRONUNCIAMIENTO FRENTE A LA IMPOSICIÓN DEL VISADO CANADIENSE PARA MEXICANOS Y MEXICANAS

por | Mar 13, 2024

12 marzo 2024

Petición

Bajo el argumento del aumento de mexicanos solicitantes de asilo en Canadá, el Gobierno Federal canadiense presionado por  Estados Unidos y el gobierno provincial de Quebec, ha vuelto a imponer la visa de entrada a los connacionales mexicanos, desde el pasado 29 de febrero de 2024. Sin lugar a dudas esta medida tendrá impactos en quienes buscan refugio y una vida tranquila. Es por ello que activistas y organizaciones en derechos humanos nos pronunciamos ante la reciente medida, partiendo del recuento de la responsabilidad canadiense en la crisis económica, social y de seguridad en México,  uno de sus socios comerciales en el Tratado de libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

  1. La responsabilidad de Canadá en la crisis económica y social a partir de la firma del  Tratado de Libre Comercio

A partir del Tratado de Libre Comercio firmado entre Estados Unidos, Canadá y  México en 1994, la economía mexicana ha ido en detrimento, debido a las imposiciones comerciales y políticas que han puesto a México en su calidad de socio débil dentro del TLCAN. Las diferentes industrias canadienses se han beneficiado de manera desigual de este tratado para obtener mano de obra barata, sin garantizar buenas condiciones laborales. Así mismo muchas industrias mexicanas  fueron desmanteladas, provocando el desempleo y el incremento de la economía informal.

Sin embargo, una de las poblaciones más afectadas con el TLC han sido las rurales, debido  a los recortes de apoyo al agro mexicano y al hecho de dejar las mejores tierras a monopolios internacionales, especializados en productos de agroexportación, abasteciendo al mercado canadiense[1]; dando como resultado la  paulatina destrucción del campo.  Esto ha impactado la soberanía alimentaria y nutrición de la población mexicana. La agroindustria ha provocado la disminución de suelos fértiles, deforestación, acaparamiento y contaminación del agua,  resultado del uso de agroquímicos en la industria. De manera que ante el aumento de la pobreza en las zonas rurales,la migración se vuelve una alternativa de sobrevivencia.

Esta situación también ha forzado a mucha de nuestra gente a migrar bajo los Programas de Trabajadores Extranjeros Temporales (PTET) o en el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales (PTAT). En los cuales se ha denunciado, comprobado y documentado las condiciones de esclavitud moderna en las que las personas se encuentra trabajando[2]. Las condiciones inherentes al funcionamiento de estos programas, hacen que una persona que ya de por sí sufre explotación en el trabajo, termine hallándose en una situación de “ilegalidad”, con el riesgo de ser deportada y viviendo en un estado de aislamiento y la clandestinidad, pasando de la explotación a la superexplotación[3].

Sin embargo, es de notarse que las personas estudiantes y las y los trabajadores agrícolas temporales están exentos de pasar por esta nueva medida de visado impuesta a México. Ya que, durante la pandemia, la seguridad alimentaria de Canadá estuvo en peligro, además el país vivió una fuerte penuria de mano de obra. Lo que demuestra la necesidad de la mano de obra precaria, por lo cual Canadá favorece la mano de obra temporal.

2. Despojo, migración forzada, y violencia relacionada con la industria minera canadiense y  el crimen organizado 

La industria minera canadiense ha sido una de las mejor beneficiadas con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tan solo  el 74% de las concesiones de exploración minera en México se encuentra en manos de empresas canadienses. Los métodos violentos con los que se ha impuesto esta industria están sumamente documentados. Las mineras canadienses son responsables de numerosas violaciones a los derechos humanos y de la  contaminación ambiental, así como del desarrollo de conflictos internos comunitarios y del aumento de la violencia ligada al crimen organizado, misma con la que se imponen estos proyectos. Ejemplo de la relación existente entre el crimen organizado, las empresas mineras  y el respaldo de la embajada canadiense a sus empresas es el asesinato del defensor territorial Mariano Abarca en Chicomuselo Chiapas en 2009, . Otro caso es el de la minera Peñasquito en el estado de Zacatecas, a cargo de la empresa canadiense Goldcorp, que para su expansión y consolidación se apoyó en el crimen organizado para la intimidación y el desplazamiento de la población. Arrebatando no solo el territorio sino el patrimonio familiar.

El lobby que hacen las mineras en México les ha permitido ser una de las empresas que menos pagan impuestos, esto se ha ganado en parte a través de la corrupción a laque  funcionarios mexicanos han accedido. Por su parte las instituciones canadienses encargadas de la responsabilidad social de las empresas y la oficina de defensoría de los pueblos, pese a que saben la situación de violaciones a los derechos humanos ejercidas por  las empresas,  actúan con indiferencia y sin medidas punitivas hacia la industria minera. Todo ello ha contribuido al desplazamiento forzado de poblaciones enteras, a la proliferación de conflictos sociales, a la inseguridad en México y a la migración.

3. La violencia en México como causa de la migración forzada

Desde el 2000, nuestro país ha sido reconocido como uno de los primeros países generadores de inmigrantes en el mundo y esto empeoró desde la guerra contra el narcotráfico decretada por el expresidente Felipe Calderón y continuada por Enrique Peña Nieto. Dicha guerra y la estrategia actual de combate a la inseguridad, ha dejado alrededor de 350,000 personas asesinadas de 2006 a 2021  y más de 72,000 desaparecidas[4].

En este contexto de violencia la situación de  mujeres y niñas es desgarradora, cada año son asesinadas más de 3.000 mujeres, la violencia va desde agresiones sexuales hasta feminicidios.

La estrategia militar que ha adoptado el gobierno para combatir la inseguridad ha dado como resultado que hayan  150, 000 efectivos del Ejército y la Guardia Nacional, que no solamente están en las calles sino que se han convertido en constructores de grandes obras públicas,   guardianes de puertos y aduanas y un muro contra migrantes. Esto tiene graves implicaciones  en los derechos humanos de la población civil, pues se han denunciado graves abusos sin que haya órgano civil que castigue y controle a los militares.

Nosotros creemos que esta situación es del conocimiento del Gobierno canadiense pues ha jugado un rol de consejero militar en la estrategia de guerra en México.Es prácticamente imposible, por el tipo de relación que Canadá tiene con México, que el gobierno canadiense

no esté consciente de la situación real que allí se vive. Canadá lo sabe perfectamente, pero guarda silencio y se esconde para velar por sus intereses económicos en el país.

Por otro lado, tenemos el falso e hipócrita discurso de que los mexicanos representamos un peligro para la seguridad canadiense  puesto que los carteles mexicanos están llegando. Sin embargo, no se habla de las mafias canadienses como el Wolfpack y sus alianzas con estas organizaciones criminales, quienes operan con visa y sin visa, pues se valen de métodos sofisticados de operación a través de internet[5].  Tampoco se habla de la gran corrupción que existe en las grandes elites canadienses, quienes son los grandes consumidores de drogas y los que al final de cuentas permiten que entren, trafiquen y operen con toda impunidad.

Al mismo, el aumento del tráfico humano en Canadá está en  relación con las políticas migratorias de mano de obra no libre (a través de los programas  Trabajadores Extranjeros (PTET)) y con la precarización que se produce entre la población inmigrante y migrante. Las prácticas de tráfico humano, trabajo esclavo y trabajo forzado de seres humanos, no están solamente en relación al flujo de personas que buscan atravesar la frontera entre Canadá y Estados Unidos, sino con prácticas de abuso que sufren las personas migrantes que se quedan y trabajan en Canadá. Por lo tanto Canadá debe tomar su responsabilidad directa en este fenómeno a través de sus políticas migratorias.

4. El papel de los demandadores de asilo en la vida económica en Canadá

Los demandantes de asilo en Canadá, que han migrado de manera forzosa, buscando mejores condiciones de vida, son producto de la violencia, el despojo, la desigualdad económica, la falta de oportunidades, la extracción de recursos y la impunidad que se vive en México.

Sin embargo, el sueño canadiense muchas veces se va desdibujando ante las condiciones de vida precarias que se enfrentan en Canadá, aunque sean parte fundamental en la vida económica de este país, ya que la mayoría se incorpora a trabajos que son considerados esenciales o en la última parte de las cadenas productivas industriales, desarrollando su trabajo en condiciones precarias. Para quienes son profesionistas las oportunidades para laborar en su ámbito profesional son limitadas y exigentes, así que se incorporan en trabajos poco calificados, desaprovechando sus capacidades, formaciones profesionales y el aporte que pueden dar a la sociedad canadiense.

Ante la crisis de alquiler que hay en Canadá  se enfrentan a continuos abusos por parte de los propietarios, pues por miedo a perder su habitación muchas veces no reclaman sus derechos.  Las familias solicitantes de asilo, no reciben las alocaciones familiares para el servicio de guardería que bien permite a los padres trabajar y mantener la seguridad y protección de las y los niños. Además que reciben asesoría jurídica ineficiente, por parte de abogados poco capacitados, esto influye en los juicios para continuar o ganar un caso y que de ello depende el mantener un estatus regular y con acceso a cobertura social a pasar a vivir sin estatus, en la clandestinidad, y sin acceso a los derechos fundamentales como salud, educación, trabajo,  exponiendo la vida y de suS familia a constantes abusos.

5. Los impactos de  esta medida en la vida de las personas y la posición diplomática de México frente a Canadá.  

Los impactos negativos que conlleva la imposición de la visa no solo afectan a la población que busca asilo, sino que tiene diversos efectos colaterales. Además de ser una acción excluyente y clasista debido a las exigencias de requerimientos para obtener la visa.

Esta medida forma parte del paquete de reformas migratorias de continuidad colonialista en Norteamérica que violan derechos y que limitan la incorporación de las personas mexicanas en la vida económica  y académica en Canadá. Por ejemplo, de nuevos  trabajadores especializados y estudiantes. Además este visado frena el derecho a la reunión familiar de la población México-canadiense.

En todo este contexto no queremos dejar pasar la endeble posición del Gobierno mexicano de la Cuarta Transformación,  frente al Gobierno de Justin Trudeau,  para proteger a las y los mexicanos en Canadá. Esta política de indiferencia y falta de reconocimiento por parte del gobierno mexicano para  las y los mexicanos que existimos y resistimos en Canadá, no se diferencia en nada con otras administraciones pasadas.  Ejemplo de ello es también el silencio de la la Embajada Mexicana en Canadá y de los Consulados mexicanos, quienes acordes con esta política nacional (preocupada por las elecciones presidenciales que ya se avecinan),  no se pronunciaron por la decisión de  visado para mexicanos, aún y a sabiendas de las implicaciones que tiene esta medida para la población  que ya se encuentra o quiere venir a Canadá, principalmente huyendo del clima de tensión y violencia que se genera previo a las elecciones[6].

La imposición de visas es una violación directa a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y no contribuye a garantizar la equidad entre personas de distintas nacionalidades, al contrario, incrementa las brechas de desigualdad y las condiciones de vulnerabilidad de miles de personas. Buscar asilo es un derecho humano, los gobiernos en países que pueden ofrecer condiciones de seguridad y vida digna deberían implementar políticas públicas que garanticen un tránsito entre fronteras digno y que no ponga en riesgo la vida de las personas.

Es por ello que invitamos al gobierno de Canadá a revertir la imposición de visa para las y los mexicanos.

Montreal, Canada – 11 de marzo 2024

[1] https://aristeguinoticias.com/1903/mexico/el-tlc-y-la-destruccion-de-la-economia-mexicana/

[2] https://ici.radio-canada.ca/nouvelle/2008704/travailleurs-etrangers-esclavage-conditions-ferme

[3] https://www.ohchr.org/fr/calls-for-input/2023/call-input-country-visit-canada-special-rapporteur-contemporary-forms-slavery

[4]https://www.washingtonpost.com/es/post-opinion/2021/06/14/mexico-guerra-narcotrafico-calderon-homicidios-desaparecidos/

[5]https://www.infobae.com/america/mexico/2021/12/15/el-wolfpack-la-alianza-criminal-entre-el-cartel-de-sinaloa-y-las-mafias-canadienses-que-cambio-el-negocio/

[6] Desde que comenzó el proceso, en noviembre pasado, hasta este 6 de marzo se han documentado al menos 23 homicidios de alcaldes, candidatos, regidores y políticos inactivos. De esa cifra, 13 buscaban un cargo en las elecciones del próximo 2 de junio.  /www.elfinanciero.com.mx/elecciones-mexico-2024/2024/03/06/cuantos-candidatos-han-sido-asesinados-en-el-proceso-electoral-y-quienes-son/

Firme aquí: https://docs.google.com/document/d/1GrVjzoTFAOiMDIieGUdH84MeyqfnFoi0sRWgWHjaa3E/edit

Comparte:

Más noticias